Sennheiser IE 300 – Opinión y review: Auriculares IEM ¿Merecen la pena?

Actualizada:

Desde su lanzamiento, los auriculares IEM Sennheiser IE 300 han dado mucho que hablar. ¿Son bueno? ¿Son malos? ¿Pueden competir contra los numerosos auriculares IEM CHIFI que vienen de China? Parece que la mayoría de la gente minusvalora estos auriculares, y son, por derecho propio, una de las mejores compras que puedes hacer para disfrutar de tu música de manera cómoda en todos lados.

¡Ojo! Tienen sus puntos débiles, y debes analizar su firma sonora para saber si son los adecuados para ti. Pero para eso tienes esta review. Te vamos a contar todos sus secretos.

¿Cuál es el problema de estos IE 300 y sus hermanos frente a los otros In Ear Monitors? Los IEM de origen chino no paran de llenar el mercado. Hay cientos de versiones y de iteraciones. Sacan la versión uno, luego la dos, después la tres… en un periodo de tiempo muy pequeño. Todo por mejorar el IEM. Eso, una gran empresa como Sennheiser no quiere o no puede hacerlo.

Además, Sennheiser prefiere usar los drivers dinámicos, y parece que no se apunta a la moda de los drivers dinámicos + balanced armature.

Sennheiser IE 300 - Opinión y review: Auriculares IEM ¿Merecen la pena?

Ya te adelantamos, que si puedes hacerte con ellos por debajo de los 200 euros, son una compra excelente. A su precio original, cerca de 300 euros, nos parecen un poco caros.

¿Nuestra opinión rápida? Los Sennheiser IE 300 son uno de los auriculares IEM más cómodos del mercado, perfectos para llevar siempre contigo, con una calidad sonora tremenda aunque no para todo el mundo. El complemento perfecto para los Sennheiser HD 660 S (los que dejas en casa) o por si no te gusta el modelo True Wireless Sennheiser Momentum True Wireless 2. También son perfectos en caso de que no puedas subir a un nivel superior con los IE 900.

En caso de querer algo con un diseño más llamativo y una firma sonora un poco distinta, te recomendamos los FiiO FH5 o la versión más barata, los FiiO FH3.

Sennheiser IE 300: características, diseño y fabricación

Sennheiser IE 300: características, diseño y fabricación
Compra en Amazon España


  • Transductor TrueResponse de 7 mm: Driver dinámico único y cámara de presión
  • Cables reforzados con paraaramida con conectores MMCX Fidelity+  chapados en oro
  • Con conector jack de 3,5 mm
  • Cable de 125 cm
  • Ganchos para los oídos flexibles y ajustables
  • Selección de adaptadores para los oídos, incluidos de espuma viscoelástica y silicona (S,M, L)
  • Impedancia: 16 ohmios
  • Respuesta en frecuencia: 6 Hz – 20.000 Hz
  • Distorsión armónica total < 0,08 % (1 kHz, 94 dB)
  • SPL: 124 dB (1 kHz / 1 Vrms)
  • Funda de transporte y herramienta de limpieza
  • Peso sin cable de 4 gramos

La presentación de los auriculares es la típica de Sennheiser, con una caja de mediano tamaño con la imagen de los auriculares en el exterior y los datos de los mismos. En el interior nos encontramos con una funda de buen tamaño, libreto de instrucciones, herramienta de limpieza y 6 pares de almohadillas de silicona y espuma con 3 tamaños.

Aquí empezamos a ver una gran diferencia con otros auriculares IEM como los FiiO FH5: la cantidad de almohadillas es bastante inferior a la presente en estos auriculares de la marca china. Sennheiser podría haber metido más tipos y explicarnos para qué conviene cada uno. Las de silicona no están mal, pero no hemos conseguido un buen sellado. Si lo hemos conseguido con las de espuma de tamaño mediano.

También nos damos cuenta de otra diferencia: el cable tiene una filosofía completamente distinta. Es un cable reforzado con paraaramida con conectores MMCX Fidelity+  chapados en oro. Es un cable delgado pensado para resistir mucho tiempo. No lo dudamos, pero hay otros cables más «gordos» que dan mejor impresión. Dicho esto, ningún problema con él.

Lo que si preocupa más es la presencia de MMCX Fidelity+. Es un conector estándar MMCX con una peculiaridad: está incrustado en los auriculares por lo que no todos los cables sirven con los IE 300. La razón, según Sennheiser, es que así es más fiable y va a durar más: los conectores MMCX que rotan suelen fallar bastante pasado un tiempo.

  • Bueno, casi sería mejor una opción más estándar, pero parece que Sennheiser quiere controlar que cables compramos (los beneficios son jugosos en este campo).

Si ahora nos vamos a los auriculares, nos damos cuenta de una cosa. Son pequeños y ligeros. Toda una bendición para nuestras orejas. Espectacularmente cómodos. Perfectos para oídos pequeños. Probablemente, los IEM más cómodos que hemos probado. Están fabricados en policarbonato.

Sennheiser IE 300

Además, tienen un diseño peculiar con multitud de puntos en su superficie, como un cielo estrellado, los que le da un aire bastante moderno y llamativo.

Se colocan fácilmente (fíjate en las instrucciones), pero tienes que tener en cuenta que los ganchos para los oídos no guardan mucha memoria de como los colocaste la última vez, algo que puede no guste a muchos. Es una opción cómoda porque te permite colocarlos rápidamente, pero vas a tener que ajustarlos cada vez que te los pones.

  • El cable mide 125 cm (más que suficiente) y puedes ajustar la parte final a tu gusto con un pasador. El jack 3.5 mm acaba en L (mejor para que no rompa).

El cable no provoca interferencias en el sonido y no se enreda fácilmente. Los cables balanceados de 2,5 mm y de 4,4 mm se venden por separado (no hacen falta, de verdad).

En el interior de los auriculares nos encontramos con un transductor TrueResponse de 7 mm: vamos, un driver dinámico único junto con una cámara de presión que elimina las resonancias no deseadas.

Se trata de un controlador dinámico eXtra Wide Band (XWB) de 7 mm diseñado por André Michaelis de Sennheiser hace unos 17 años y expresamente pensado para conseguir el mejor sonido en un auricular IEM. Es lo bueno que tiene Sennheiser frente a las opciones que vienen de China: sabemos que su tecnología esta más que probada y funciona.

Pero no solo del driver vive este auricular. También hay que tener en cuenta que Sennheiser ha puesto una cámara para controlar el aire que pasa a través del diafragma y que va a ayudar a modular las frecuencias bajas, separándolos de los medios y reduciendo la resonancia. Adicionalmente, tienen un canal que ayuda a amortiguar las frecuencias altas.

Los IE 300 tienen una respuesta de frecuencia que va de 6 hz a 20 kHz, una impedancia de 16 Ω y una sensibilidad de 124 dB, por lo que vas a poder usarlos sin amplificador.

Sennheiser IE 300: calidad de sonido

  • Para probarlos, hemos utilizado un iPhone para llevarlos por la calle (conectándolos con el adaptador de Apple Lightning a Jack 3.5 mm). Y en el escritorio, conectándolos a un DAC/AMP Topping DX7.
  • Para obtener las gráficas de respuesta de frecuencia hemos usado el miniDSP EARS y el software REW (Room EQ Wizard) conectados a un Macbook Pro.

Según Sennheiser: «Una nueva mezcla de materiales en el diafragma mejora sus tiempos de respuesta para una mayor precisión en todo el espectro de frecuencias. Cuando se minimizan las resonancias, la velocidad mejorada aporta claridad a frecuencias más altas, medios sutilmente cálidos y respuesta de graves limpia con baja distorsión armónica.«

Sennheiser IE 300

Su firma sonora es V-Shaped, pero no es la más típica, ya que, aunque los graves y agudos se enfatizan en casi la misma medida, no te encuentras las voces al fondo del pozo. Los IE 300 tienen un timbre cálido y agradable, perfecto para todo tipo de géneros musicales. Ofrecen un sonido natural y con un buen detalle. No llegan al nivel de los IE 900, pero es que tampoco cuestan tan caros. No juegan en la misma liga.

  • Soundstage: Aceptable, no demasiado amplio, pero tampoco muy íntimo. Evidentemente, no llegas a conseguir el Sounstage que te pueden ofrece unos Sennheiser HD 660 S o unos Audeze LCD-2 Classic. Pero para ser unos IEM de este precio, es mucho mejor que el que te ofrecen otras opciones. Ofrecen un sonido natural, creando una buena sensación de espacio. Los instrumentos están separados.
  • Bajos: Bastante completos y cálidos. No son atronadores. No te avasallan, pero notas su presencia.
  • Medios: La parte vocal no está hundida en un pozo, pero definitivamente no destaca como en otros modelos. Dependerá mucho del tono de voz del cantante
  • Altos: Están relativamente bien extendidos, con un sonido natural y sin ningún énfasis. No son brillantes.

Con los temas que hemos probado estos auriculares, tenemos, por ejemplo, Royals de Lorde. La voz de Lorde destaca sin problema entre los bajos. Escuchando It´s a Long Way to the Top de AC/DC notamos que la voz queda un poco detrás de la guitarra.

Si te pones Letter de Yosi Horikawa vas a ver que el sounstage de estos auriculares no esta nada mal. Escuchas como va a escribiendo por distintas partes del papel perfectamente. La separación de instrumentos se nota perfectamente en Blue Train de John Coltrane.

Pero el tema que hemos disfrutado a tope ha sido Kickstart My Heart de Motley Crue. Todo en su lugar. Batería que lleva el ritmo, voces perfectas y guitarra atronadora sin que sea capaz de estallarnos la cabeza.

Sennheiser IE 300: MiniDSP Ears

A continuación puedes ver las gráficas de la respuesta de frecuencia de estos auriculares IEM. Siempre hay que tener en cuenta que son pruebas realizadas en un equipo amateur (MiniDSP Ears) que funciona mejor en auriculares over-ear que en ese tipo de modelos in-ear.

Hemos realizado 6 pruebas (3 en cada canal) y luego hemos hecho la media. Para cada prueba, hemos movido un poco los auriculares para simular mejor el uso cotidiano de estos auriculares.

Como se puede ver, los bajos son cálidos y están algo aumentados. Lo mismo sucede con los altos (mira esos dos picos). Están acentuados. Los medios tienen una pequeña elevación en los 1500 hz que nos permite escuchar claras las voces.

Conclusión: ¿Merece la pena comprar los auriculares IEM Sennheiser IE 300?

¿Merece la pena comprar los auriculares IEM Sennheiser IE 300?

Los Sennheiser IE 300 son unos buenos IEM, sobre todo cuando los encuentras en el rango de los 200 euros. Son un buen punto de entrada si quieres disfrutar del sonido Sennheiser.

No te esperes un diseño resultón. Es más funcional, cómodo. Están fabricados para no cansar ni a la vista ni a tus oídos. El cable, sin ser espectacular, te va a durar hasta el fin de los días, y solo tienen una pequeña pega: los conectores MMCX, siendo estándares, están empotrados en los auriculares y no te van a servir todos los cables del mercado.

La tecnología de su interior, con un driver dinámico, esta más que probada y sabemos que funciona bien. Además, cuentan con un gran proceso de ingeniería: sus cámaras resonantes tienen un gran I+D detrás.

Los IE 300 tienen un sonido en V bastante habitual con algunas particularidades: consigues un sonido cálido, bien balanceado en todas las frecuencias. Tienen un gran bajo que no avasalla, unos altos que no te cansan y una parte vocal que no queda del todo enmascarada por otras frecuencias. No destacan especialmente por tener una escena sonora muy amplia, pero salen del paso con dignidad. El nivel de detalle es bueno.

¿Qué les falta? Más almohadillas (podría haber más cantidad). Por lo demás son unos IEM pequeños y realmente cómodos. Puede que no tengan la mejor transparencia o sounstage, pero puedes estar con ellos puestos durante horas sin problema. Su sonido no cansa. Pruébalos y decide tu mismo. Esto de la calidad del sonido en auriculares es algo muy personal.

A favor:

  • Calidad de fabricación muy buena
  • Muy cómodos, pequeños y ligeros
  • Sonido con un bajo espectacular y unos medios muy completos: sonido balanceado y natural
  • Buena funda de transporte
  • Perfectos para todo tipo de géneros musicales

En contra:

  • Pocas opciones de almohadillas: ¿Para qué están recomendadas?
  • Conectores MMCX ligeramente incrustados en los auriculares: no sirven todos los cables
  • Precio elevado cuando no se encuentran rebajados de precio
  • El gancho de la oreja no guarda mucha memoria de la forma de la misma

Última actualización el 2024-05-31


Descubre más desde Gouforit.com

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Foto del autor

Ivan Benito

Apasionado de la física, la lectura y los viajes, experto en tecnología e informática y fan de los relojes Casio, de los Mac y de los auriculares Sennheiser. Desde el año 2007 me he dedicado a escribir y a crear páginas web donde comparto mis conocimientos y reviews de productos. Si tienes alguna duda y necesitas ayuda... ¡Pregúntame!

Si quieres estar al tanto de los mejores productos tecnológicos del año, no te puedes perder nuestras comparativas, opiniones y análisis de eReaders, tablets, smartphones, auriculares, ordenadores, altavoces, relojes, calculadoras, etc. Todos los productos de electrónica e informática que pasan por nuestras manos tienen un artículo de opinión en esta página. ¡No te los pierdas! Gouforit es soportado por sus lectores. El equipo de editores solo selecciona las mejores opciones mediante reviews independientes. Algunos enlaces del artículo son afiliados: pueden generar un beneficio a Gouforit. Saber más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.