Hacemos análisis independientes de los productos que recomendamos. Algunos enlaces del artículo son afiliados: pueden generar un beneficio a Gouforit. Saber más.

Mis gatos y porque se comen los cables: como protegerlos, pruebas y algunos consejos

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu gato parece tener una obsesión con los cables? Yo ya he tenido 3 gatos y la verdad es que hemos pasado por diferentes fases. No solo se comen tus cables, algunos de ellos muy caros, también pueden tener un problema de salud.

En este artículo, voy a explorar las razones detrás de este comportamiento de los lindos gatitos, y te voy a comentar algunas soluciones prácticas para mantener a salvo tanto a tus cables como a tu peludo amigo. Está claro que no todos los felinos son iguales, pero a veces repiten determinados comportamientos. Por las pruebas que he realizado, el grosor del cable y su textura son los factores más importantes a la hora de que un gato tenga ganas de morder un cable. Luego lo vemos.

Primero te cuento mi historia. Actualmente, tengo dos gatos de 3 años. Cuando eran pequeños, a los dos les encantaba comerse todo tipo de cables. La gata se comió los cables de conexión de unos auriculares Audeze LCD-2… y casi me da algo: es uno de los cables más caros que he tenido nunca. Cuando fui a comprar un repuesto, me pedían la friolera de 150 euros… termine comprando unos de 50 euros… ¡50 euros! Y eran baratos en comparación con los otros. Desde ese momento me di cuenta de que necesitaba proteger mis cables de los gatos a toda costa.

Cable que compre para poder seguir utilizando los auriculares Audeze LCD-2 Classic.
Cable que compre para poder seguir utilizando los auriculares Audeze LCD-2 Classic.

Mientras a la gata se le pasó al hacerse más mayor, el gato siguió haciendo trastadas y de vez en cuando se ha comido algún cable. Realmente no se los come, sino que los parte a conciencia de un solo mordisco. Por ahora no hemos tenido problemas salud con ellos, pero siempre hay que estar atento. Hace poco tiempo el gato intento aniquilar el cable de unos Sennheiser HD 25-1 II. Casi lo consigue como podéis ver en la imagen:

 Cable de unos Sennheiser HD 25-1 II mordido por mi gato.
  • Estos son los auriculares que suelo usar en casa por una buena razón. El cable se puede reemplazar con facilidad y es barato. Si mi gato lo muerde y lo rompe, puedo vivir con ello.

Lo que sí me he dado cuenta a lo largo de estos años es que el gato tiene predilección por un determinado tipo de cable, así que hoy mismo me decido a hacer una prueba. He cogido 3 cables de diferentes grosores y he probado a ver que pasaba. Todo totalmente científico. Vamos a ver los resultados.

¿Quieres conocer más cosas sobre los diferentes tipos de cables? No te puedes perder: Tipos de cables de audio y conectores para tu equipo de sonido, Cómo elegir y comprar cables HDMI baratos, ¿Cómo puedes saber que un cable USB-C es bueno o malo?, o Tipos de entradas de cargadores para móvil: USB-C al poder.

Prueba: ¿Qué tipo de cables muerde mi gato?

Metodología de la prueba:

  1. Un gato al que le gustan los cables de manera espectacular. Raza siberiana. 3 años de edad.
  2. 3 cables de diferentes grosores (2, 4, y 5 mm). Todos con textura gomosa. De plástico (sus favoritos). Sin conectar a la electricidad.
  3. Cables de tela y nilón (no los hace ni caso).
  4. Mostramos al gato los tres cables de plástico uno por uno y vemos que hace con ellos.

La conclusión a la que he llegado es que lo importante para mi gato, es el grosor del cable y su textura. Cuanto más delgado sea mejor. Los cables con un determinado grosor no le gustan. Tampoco se los come. Simplemente, los muerde y los deja tirados. Es como si hubiera cazado a su presa, la hubiera matado y la dejara tirada para mí como ofrenda. Prefiere los cables de goma y pasa de los cables de tela.

Los tres cables en cuestión tienen 5 mm, 4 mm y 2 mm de diámetro. ¿Cuál ha mordido el gato? El cable de 2 mm de diámetro, el más pequeño. Ninguno estaba conectado, así que he descartado que le atraiga la corriente eléctrica que circula por los hilos de cobre. Lo muerde porque le gusta, pero sabe que no se lo tiene que comer, aunque yo tendría cuidado con esto. Es posible que tu gato sí se lo coma y puede tener un problema de salud. ¡Ojo! En cuanto ha pegado un bocado al cable de 2 mm se lo he quitado. No quiero sustos.

Lo que quiero decir es que no hay evidencia científica de que a los gatos les atraigan las vibraciones generadas por la corriente eléctrica en los cables, o por el calor que pueden desprender al pasar corriente, o por los sonidos de alta frecuencia que emiten los dispositivos electrónicos y sus cables. Pero los gatos pueden notar estas vibraciones, los sonidos de alta frecuencia y, por supuesto, el calor, así que todos estos factores son incentivos para su curiosidad. Y los gatos son muy curiosos.

En las siguientes imágenes podéis ver a mi gato. Le encanta el primer cable (lo muerde) y pasa de los dos más gruesos.

¿Cómo ha quedado el cable con un solo mordisco del gato? Totalmente pelado. Lo podéis ver en la siguiente imagen:

Cable más delgado mordido por el gato. Ha pasado de los más gruesos. Le encantaria el cable blanco de Apple y he tenido que proteger el último cable porque también es de su gusto.
Como ha quedado el cable mordido por mi gato. Qué gran trabajo ha realizado pelándolo.

El gato ha mordido el cable más delgado. No ha hecho ni caso a los más gruesos y posiblemente le encantaría el cable blanco de Apple (un DAC para jack 3.5 mm). Como podéis ver, he tenido que proteger el último cable porque también sería de su gusto.

Mis gatos también pasan de cables muy gruesos. Por ejemplo, los de regletas (mide como 1 cm). Con esos no hay peligro.

Cable de regleta de 1 cm: demasiado grueso para que lo muerda el gato. Menos mal.

Pero todos los demás cables los he tenido que proteger de alguna manera: con protectores o directamente metiendo todos los cables en una caja protectora. Como podéis ver en las fotos, he probado multitud de soluciones: protectores de cables de goma, de tela, de plástico, caja para proteger regletas. Por ahora todas funcionan bien, pero son adecuadas para diferentes tipos de cables:

  • Si quieres más información de cómo me han funcionado estos protectores, déjame un comentario en la entrada y lo hablamos.

Evidentemente, la solución más sencilla es comprar solo cables que tengan una protección de tela o nilón. Tienes que evitar que sean de plástico, de los que tienen un tacto gomoso. El problema es que cuando compramos un aparato electrónico, este tipo de cable son los que suelen incluir. Hay muchas opciones online. Tiene que ser de este estilo:

Estos dos cables que ves en las fotos de arriba son perfecto. El gato pasa completamente de ellos, tanto si están enchufados como si no. No le gusta la textura de la tela. No entran dentro de su menú.

¿Por qué los gatos muerden los cables de nuestros aparatos electrónicos?

Instinto de caza

Los gatos son cazadores por naturaleza. Seguro que te has dado cuenta si tienes alguno en casa. Muchas veces se lanzan a por tus piernas en cuanto te ven de espaldas. Por lo menos eso es lo que pasa con los míos. ¡Ojo! Esto significa que cualquier objeto que se mueva, cuelgue, o tenga una textura interesante puede desencadenar ese instinto. Los cables, con su forma alargada y movimiento flexible, se asemejan a las serpientes o colas de pequeños animales, lo cual es irresistible para la mayoría de los gatos.

Textura y sensación del cable

La textura de los cables puede ser atractiva para los gatos, sobre todo si tienen una textura gomosa o elástica, como los cables de goma. Esto puede deberse a que les ayuda a aliviar el dolor de encías, especialmente en gatitos durante la etapa de dentición. El problema es que muchos gatos se quedan con ese hábito cuando se hacen mayores, como es el caso en uno de los míos.

Curiosidad y aburrimiento

¡Importante! La curiosidad innata de los gatos y su necesidad de explorar su entorno también juegan un papel en su fascinación por los cables. Un gato aburrido puede recurrir a morder cables como una forma de entretenimiento o para llamar la atención. Te lo puedo asegurar. Más te vale que tu gato este entretenido, o pueden suceder cosas muy curiosas en casa. Que se coma un cable puede ser el menor de tus problemas. Es especialmente crucial proteger también tu sofá con algún tipo de rascador. Si no lo haces, te quedas sin tapicería del sofá en unos meses.

Posibles peligros que pueden sufrir los gatos si se comen un cable

¡Atención! Masticar cables no solo puede dañar tus dispositivos, sino que también es peligroso para tu gato. Pueden sufrir desde una descarga eléctrica si el cable está conectado a la corriente, hasta problemas gastrointestinales graves por ingerir partes de los cables, sobre todo los hilos de cobre. Hay que tener mucho cuidado con esto. Yo he tenido suerte y mis gatos solo muerden los cables, no se los comen, pero en tu caso puede ser distinto.

¿Qué puedes hacer para proteger a tus gatos y a tus cables?

  1. Organización de cables: Mantén los cables fuera del alcance, organizados y protegidos. Puedes usar cubiertas de cable o canaletas para evitar que el gato llegue a ellos. En mi caso, como has podido ver en las fotos, he probado varias soluciones.
  2. Juguetes alternativos: Proporciona a tu gato una variedad de juguetes seguros para masticar y jugar, para distraer su atención de los cables. A mi gata le gusta en un pompón de peluche, a mi gato le gustan los peluches: me suele traer alguno como ofrenda cuando lo ha cazado. También puedes poner postes de rascado, ofrecerle más oportunidades para escalar y explorar.
  3. Sprays repelentes: Hay sprays en el mercado pensados para disuadir a los gatos de masticar objetos específicos. Estos suelen tener sabores amargos que los gatos encuentran desagradables. No soy muy fan de ellos. Lo que sí he probado es a untar los cables con Vicks Vapo Rub, y la verdad es que ha dado buenos resultados, pero hay que echarlo cada cierto tiempo. Y te tiene que gustar que la habitación huela a menta.

Conclusión

Los gatos mastican cables por diversas razones, incluyendo su instinto de caza, la textura de los cables, y el aburrimiento o la curiosidad. Tenemos que tomar medidas preventivas y proporcionar alternativas de juego seguras.

Según las pruebas que he realizado, no tienes que proteger todos los cables. Va a depender de dos cosas: el grosor del cable y la textura del mismo. Si el cable tiene unos 4, 5 mm de diámetro, es posible que a tu gato no le interese en absoluto. Si la textura es de goma, y el cable es muy delgado, el gato se va a pegar un festín. Si el cable es de tela o nilón, el gato va a pasar completamente de morderlo.

Si tienes más dudas sobre el comportamiento de tu gato, o sobre que cables puedes comprar (o protectores), ¡no dudes en preguntar! Deja un comentario a continuación y cuéntame la historia de tus gatos y cuantos cables se han comido.

Foto del autor

Ivan Benito

Apasionado de la física, la lectura y los viajes, experto en tecnología e informática y fan de los relojes Casio, de los Mac y de los auriculares Sennheiser. Desde el año 2007 me he dedicado a escribir y a crear páginas web donde comparto mis conocimientos y reviews de productos. Si tienes alguna duda y necesitas ayuda... ¡Pregúntame!

Si quieres estar al tanto de los mejores productos tecnológicos del año, no te puedes perder nuestras comparativas, opiniones y análisis de eReaders, tablets, smartphones, auriculares, ordenadores, altavoces, relojes, calculadoras, etc. Todos los productos de electrónica e informática que pasan por nuestras manos tienen un artículo de opinión en esta página. ¡No te los pierdas! Gouforit es soportado por sus lectores. El equipo de editores solo selecciona las mejores opciones mediante reviews independientes. Saber más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.