Televisores curvos: ¿Merecen la pena?

Televisores curvos: ¿Merecen la pena?

Compañías como Samsung o LG continúan invirtiendo mucho dinero en desarrollar televisores curvos, pero, ¿realmente merecen la pena?

Modelos como el Samsung UE55H6850AW, el Samsung UE65HU7100S o el LG 55EC930V cada vez son más comunes en los hogares, sobre todo ahora que su precio ha bajado un poco.

Vamos a comentar cuales son las ventajas y desventajas de los televisores curvos.

Televisores curvos: ¿Merecen la pena?

Te puede interesar: Guía para comprar una TV en 2015

Ventajas de los televisores curvos

1.-Experiencia más inmersiva

El argumento que más se valora para comprar una TV curva. Parece que todo te rodea y solo te centras en los que estas viendo en la pantalla

2.-La profundidad se ve reforzada

Da la sensación de que estas ante una pantalla 3D ya que la percepción de lo que estamos viendo cambia, aumenta la sensación de profundidad. Samsung ajusta el contraste de las diferentes partes de la pantalla para incrementar la sensación de profundidad.

3.-La distancia de visionado es uniforme

¿Qué forma tienen nuestro ojos? ¿Plana? No, así que sí tenemos un televisor curvo que imita la forma de nuestro ojo, toda la imagen nos debería llegar a la vez. Esto se nota sobre todo cuando tenemos televisores curvos con una gran pantalla y nos ponemos a una distancia de unos 3 metros.

4.-Mejor contraste en los televisores curvos

Las pantallas curvadas enfocan la luz procedente de la pantalla de forma más directa a los ojos y así se consigue un contraste mayor, entre 1.5x y 1.8x más que en las pantallas planas .

5.-Un campo de visión más amplio

Doblar los bordes de la imagen te hace sentir como si estuvieras viendo una imagen más amplia de lo que se obtiene con una pantalla plana.

6.-Los televisores curvos son realmente bonitos

Es así, llaman nuestra atención, tal vez porque no estamos acostumbrados a verlos.

televisor LG curvo

Te puede interesar: Los 3 mejores televisores 4K por menos de 1000 euros en 2015

Desventajas de los televisores curvos

1.-La curva de la TV exagera los reflejos

Cualquier fuente de luz, especialmente las que están directamente opuestas a tu televisor, provocan un reflejo en una pantalla curvada en un área más amplia de lo que ocurriría con un televisor de pantalla plana.

2.-La curva limita los ángulos de visión

Es así, si superas un determinado ángulo, más o menos los 30 grados, vas a ver cada vez peor la pantalla, así que será mejor que estés prácticamente recto viendo este tipos de TVs.

3.-Los televisores curvos deben ser grandes

Y grandes significa que como mínimo deberíamos comprar uno de 55″ y si tiene 65″ pues mucho mejor. Así conseguiremos magnificar sus beneficios.

4.-Mejor no cuelgues una TV curva

La verdad es que quedan algo raras colgadas de la pared. Mejor apoyala en un mueble.

5.-Son más caras en estos momentos

En las mismas condiciones, los televisores curvos son más caros que los planos, aunque hayan bajado de precio últimamente.

Conclusión

Ni a favor ni en contra, simplemente hay que tener en cuenta unas cuantas cosas para comprase un televisor curso, principalmente que son más caros que uno plano, que merecen la pena si nos compramos un modelo realmente grande, mínimo 55″ y mucho mejor si es de 65″, que hay que sentarse justo en frente en línea recta para obtener la mejor imagen y que hay evitar que los reflejos de las fuentes de luz nos fastidien la imagen.